Ropa deportiva para caminar útil y cómoda.

Caminar es una excelente manera de relajarse, reducir el estrés y sobre todo fortalecer el sistema inmunológico al acostumbrar el cuerpo a estar al aire libre.

Un aspecto muy importante que debes tener en cuenta si quieres sacar el máximo partido a tus paseos es la ropa.

Caminar al aire libre: cómo sentirse cómodo en todas las estaciones

De hecho, es muy importante llevar ropa cómoda que facilite el movimiento y que, al mismo tiempo, sea adecuada para la temporada y la temperatura exterior.

El primer consejo con respecto a la ropa para caminar es elegir un atuendo adecuado .

De esta forma, tendrá la máxima libertad de movimiento tanto para la marcha normal como para la marcha rápida.

Opte siempre por un tejido transpirable, que evite la sudoración excesiva, como el poliéster o el polipropileno; mejor evitar el algodón ya que retiene el sudor favoreciendo los malos olores.

Otro elemento importante son los zapatos, que deben ser antideslizantes y adaptables a la forma de tu pie: dedica tiempo a elegir el zapato que mejor se adapte a tus necesidades porque ¡no es agradable caminar con un par de zapatos incómodos!

Camine con seguridad y comodidad, algún otro consejo

Dependiendo de la temporada y las temperaturas tendrás que adoptar diferentes estrategias en cuanto a la elección de la ropa para la marcha rápida : en verano necesitarás una camiseta transpirable y no ceñida.

En invierno, sin embargo, es recomendable llevar una camiseta térmica, que mantiene constante la temperatura corporal y no te hace perder demasiado calor durante la caminata.

Si tienes problemas de circulación, también encontrarás medias elásticas para uso deportivo, que ejercen presión alrededor del tobillo y la pantorrilla, favoreciendo una correcta circulación sanguínea.

No te olvides de protegerte los ojos llevando siempre un par de gafas de sol, especialmente en los días soleados de invierno cuando a menudo tiendes a no usar gafas como en verano.

En los días fríos es bueno vestirse en capas y llevar una camiseta sin mangas o camiseta en contacto con el pecho, para evitar la congestión.

No subestime la utilidad de un calentador de cuello o un pasamontañas para proteger la nariz y la boca, a fin de evitar la acción de patógenos externos.

Utilice el vellón solo para caminar lento pero evítelo para correr o caminar a paso ligero: es un tejido que mantiene mucho calor pero al mismo tiempo favorece la sudoración y la entrada de agua, no siendo impermeable.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Escribe Aquí Tu Comentario